Qué pasa si dejo mis lentes de contacto sin líquido?

Esto puede hacer que pierdan su forma original. Y si pierden su forma te causarán molestias oculares (en el mejor de los casos).

Qué pasa si dejo mis lentes de contacto sin líquido?

Esto puede hacer que pierdan su forma original. Y si pierden su forma te causarán molestias oculares (en el mejor de los casos). Ten en cuenta que las lentillas son como esponjas, necesitan mantenerse hidratadas para que no se sequen y se vuelvan frágiles. En función del tipo de lentillas que utilicé podrá utilizar alguna solución que le permita crear un líquido de lentillas casero para salir del apuro.

Por lo general, puede guardar de manera segura los lentes de contacto en la solución desinfectante multiusos fresca, en un estuche para lentes de contacto bien cerrado, por hasta 30 días. En este artículo le explicaremos la importancia de este objeto, así como algunas alternativas al líquido de lentillas para salir del paso si se ha olvidado o se le ha agotado el preciado líquido. Dormir con lentillas puede hacer que te levantes con ojos secos, rojos e irritados, y en casos más graves puede generar complicaciones como úlceras y queratitis. En esta línea, hay que recordar la existencia de productos como las pastillas de limpieza enzimática, que contribuyen a limpiar las lentillas, o, en el ámbito de su mera conservación, la solución salina o suero fisiológico.

Pregúntele a su profesional del cuidado ocular qué tipo de soluciones y productos limpiadores para lentes son mejores para sus lentes. Si han estado guardados en solución durante varios meses o un año o más, es más seguro desecharlos y empezar con un par nuevo. Si crees que es tu caso, consulta con un especialista antes de usar esta tipología, ya que no están indicadas para todos los usuarios ni son compatibles con todos los ojos. Los lí­quidos para lentillas tienen una acción similar a las lágrimas presentes de forma natural en nuestros ojos.

Nunca viene mal que tengas a mano un bote pequeño de líquido de lentillas para emergencias, como los que vienen en los packs de viaje. Uno de los problemas más molestos relacionados con nuestros ojos que puede aparecer durante el uso de algunas lentes de contacto, es el sí­ndrome del ojo seco. Guardar y conservar las lentes de contacto en el lí­quido adecuado es esencial para mantenerlas siempre limpias y desinfectadas, evitando así­ la aparición de posibles infecciones oculares. Si guarda sus lentes de contacto durante un periodo prolongado, asegúrese de limpiarlos y desinfectarlos con solución nueva antes de ponérselos.

Los lentes permeables al gas también deben guardarse durante la noche en una solución desinfectante adecuada. Nunca debe guardar los lentes de contacto en agua (ya sea embotellada, destilada o de grifo), en una solución salina casera, en un spray nasal salino, en un colirio ni en ningún otro líquido no destinado a la desinfección y almacenamiento de lentes. Hay que buscar, pues, alternativas plausibles al líquido de lentillas, que van a estar condicionadas por el tipo de lentes de contacto se están utilizando.