Qué hacer si no tengo líquido para lentes de contacto?

Si te has quedado sin líquido y necesitas guardar tus lentillas, puedes recurrir a una opción de emergencia. La idea es utilizar una solución salina.

Qué hacer si no tengo líquido para lentes de contacto?

Si te has quedado sin líquido y necesitas guardar tus lentillas, puedes recurrir a una opción de emergencia. La idea es utilizar una solución salina. Para guardar tus lentillas en solución salina, simplemente colócalas en el estuche y llénalo con la solución. Necesitan una desinfección especialmente buena, para poder ser conservadas durante unos meses.

Lo mejor, con ellas, es emplear un peróxido de hidrógeno, claro. Aunque, a falta de esta sustancia, también se puede aprovechar una pastilla de limpieza enzimática para lentillas disuelta en solución salina o suero fisiológico. Con las lentillas de uso diario estrenas un par cada mañana, y al final del día simplemente te las quitas y las tiras a la basura, sin preocuparte de la limpieza o el mantenimiento. El agua, mineral o del grifo, contiene microrganismos que se pueden introducir con facilidad en las lentes de contacto.

Nunca viene mal que tengas a mano un bote pequeño de líquido de lentillas para emergencias, como los que vienen en los packs de viaje. Quizás usted ya lo haya experimentado, al visitar la casa de un amigo, o al irse de viaje, y darse cuenta de que se había olvidado del preciado líquido. En resumen, si tratas de hacer un líquido de lentillas casero corres el riesgo de dañar no sólo tus lentes de contacto, sino también de sufrir infecciones oculares con consecuencias graves en muchas ocasiones. Se trata de un producto diseñado especialmente para limpiar, desinfectar, estirilizar, conservar e hidratar las lentes de contacto.

Es muy cómodo, y en el caso del transporte en avión, cabe considerar que se pueden subir con el equipaje de a bordo. Conservar en un bote de líquido de lentillas sus lentes de contacto mientras no las utiliza es una acción higiénica básica. En esta línea, hay que recordar la existencia de productos como las pastillas de limpieza enzimática, que contribuyen a limpiar las lentillas, o, en el ámbito de su mera conservación, la solución salina o suero fisiológico. Imaginemos que usted se ha quedado sin líquido y quiere encontrar una alternativa al líquido de lentillas.

En función del tipo de lentillas que utilicé podrá utilizar alguna solución que le permita crear un líquido de lentillas casero para salir del apuro. Además, dado que al dormir no parpadeamos, los ojos generan menos lágrimas y las lentes dejan de estar correctamente hidratadas, creando una combinación de factores que puede tener consecuencias indeseables. Son un tipo de lentes de contacto perfectas si vas viajar o salir una noche, o simplemente para hacer deporte. Tenemos todo tipo de solución de lentillas, desde solución única (como everclear, Renu MPS o BioTrue) hasta de peróxido de hidrógeno (como Refine One Step o Oxysept 1 Step), incluso pastillas de limpieza enzimática.

Dormir con lentillas puede hacer que te levantes con ojos secos, rojos e irritados, y en casos más graves puede generar complicaciones como úlceras y queratitis.