Qué agua se le puede echar a los lentes de contacto?

Si tienes solución salina o solución fisiológica a mano, puedes usarla para almacenar tus lentes de contacto. Pero ojo, ten en cuenta que no se trata de un líquido limpiador.

Qué agua se le puede echar a los lentes de contacto?

Si tienes solución salina o solución fisiológica a mano, puedes usarla para almacenar tus lentes de contacto. Pero ojo, ten en cuenta que no se trata de un líquido limpiador. No se van a desinfectar, simplemente te va a ayudar a salir del paso una noche. No, en caso de que no cuentes con la solución especial para lentes de contacto, lo más recomendable es utilizar solución salina o suero fisiológico, para su conservación, pero debes saber que este tipo de soluciones no desinfectan los lentes, por lo que es necesario desinfectarlos lo antes posible.

En este otro artículo de EcologíaVerde te explicamos Qué plásticos se reciclan y cuáles no, para que puedas reconocer los símbolos en el estuche de plástico de las lentillas. En resumen, sí puedes poner las lentillas en suero fisiológico una noche como máximo, o bien en una solución salina casera, pero debes desinfectar las lentes de contacto en cuanto puedas adquiriendo y usando de nuevo uno de los líquidos especiales. No existen las soluciones caseras que permitan mantener las lentes de contacto en un entorno seguro y libre de bacterias. Sin embargo, un día usted puede darse la situación de que, o bien se lo ha dejado, o se le ha agotado.

Se trata de un producto diseñado especialmente para limpiar, desinfectar, estirilizar, conservar e hidratar las lentes de contacto. Es muy cómodo, y en el caso del transporte en avión, cabe considerar que se pueden subir con el equipaje de a bordo. Conservar en un bote de líquido de lentillas sus lentes de contacto mientras no las utiliza es una acción higiénica básica. Todas esas sustancias se añaden para hacer que las lentes de contacto se mantengan desinfectadas y en un entorno seguro para tus ojos.

También puedes mirar la base del estuche para guardar lentillas y ver si está marcado con el símbolo de reciclaje o no. Pues bien, la tentación de sumergir las lentillas en agua es uno de los errores más habituales entre las personas que utilizan lentes de contacto. Aunque, a falta de esta sustancia, también se puede aprovechar una pastilla de limpieza enzimática para lentillas disuelta en solución salina o suero fisiológico. En esta línea, hay que recordar la existencia de productos como las pastillas de limpieza enzimática, que contribuyen a limpiar las lentillas, o, en el ámbito de su mera conservación, la solución salina o suero fisiológico.

En este artículo le explicaremos la importancia de este objeto, así como algunas alternativas al líquido de lentillas para salir del paso si se ha olvidado o se le ha agotado el preciado líquido. La primera reacción de algunas personas al darse cuenta de que no tienen la solución de limpieza adecuada suele ser guardar las lentillas en agua.